Centrales De Información Financiera

Centrales De Información Financiera

Es una central de información que administra datos financieros, crediticios, comerciales y de servicios relativos a la forma de cómo las personas y las compañías han cumplido con sus obligaciones de crédito. Con esta información se conforma la historia de crédito de las personas.

Todas las entidades financieras están en la obligación de reportar periódicamente la información de sus clientes a las centrales de información financiera, previa autorización de éstos.


Objetivo de Hacer Consultas y Reportes desde/hacia las Centrales de Información Financiera

Básicamente el objetivo de reportar y consultar información en una central de información es:

  1. Conocer la información relativa al cumplimiento o incumplimiento de las obligaciones del consumidor financiero.
  2. Consultar cómo ha sido su comportamiento crediticio frente a otras entidades.
  3. Formar la historia del crédito de una persona.
  4. Brindar información a la entidad financiera para decidir en conjunto con otros elementos de información los riesgos de los negocios financieros y comerciales.
  5. Reportar la información positiva y negativa relativa al comportamiento comercial, crediticio y financiero de las personas o titulares, conforme a lo establecido en la Ley.


IMPORTANTE:
¿Quieres tomar el control de tus finanzas pero no sabes por dónde empezar?
Lo primero es conocer el estado actual de sus finanzas.
  • Salud Financiera >

    1. Es el balance positivo entre los ingresos y los egresos, que asegura una base sólida de dinero para prever el futuro y realizar inversiones que puedan generar más ingresos.
  • El Presupuesto Personal >

    1. Saber elaborar y seguir un presupuesto es fundamental para gestionar bien tus finanzas personales. Gracias al presupuesto podrás controlar tus ingresos y gastos, lo que te permitirá sacar más provecho de tu dinero. Debe estar conformado por la proyección de tus ingresos y egresos.

      Antes de proyectar a varios meses, es importante detallar muy bien el del presente mes, así te servirá de base para los siguientes. Es importante realizar este trabajo en familia, sumando los ingresos de todos los miembros y visualizando los gastos de toda la familia de manera a obtener un panorama real de la situación financiera familiar.
  • Ahorros >

    1. El ahorro NO es lo que me sobra, el ahorro es el primer descuento que realizo y es una prioridad en mi presupuesto. El ahorro sugerido del 10% como mínimo mensual se calcula en base a todos los ingresos y ese importe se debe descontar de los ingresos antes de empezar a gastar.
  • El Fondo de Emergencia >

    1. Es muy importante disponer de una cantidad de dinero a mano para responder a los imprevistos que puedan surgir.
  • Gestión del Endeudamiento >

    1. Gestionar correctamente tus deudas significa utilizar el crédito de forma inteligente. Antes de tomar un préstamo debes conocer las ventajas y desventajas de las distintas formas de endeudarse.
  • Los Gastos >

    El cuidado de tus gastos es fundamental para lograr salud financiera

    Existen tres clases de gastos:

    1. Fijos: son los gastos que, sin importar lo que suceda, debes pagar igual. Ejemplo, las cuotas por las deudas, créditos y préstamos, el alquiler, la cuota del colegio de tus hijos.
    2. Variables: son los gastos que no tienen un monto fijo al mes, pero si debes pagarlos indefectiblemente. Ejemplo, los servicios de luz, agua, teléfono, tv cable, internet, celular, supermercado, farmacia y combustible.
    3. Superfluos: son los gastos que realizamos porque nos dan satisfacciones personales. Ejemplo: la peluquería o los zapatos y carteras para las mujeres, las salidas con amigos, una aparato de TV más grande. No debemos gastar en esto el dinero destinado a los gastos fijos o a los variables.


Cómo Llegar a Fin de Mes

  1. Controla tu salud financiera.
  2. Asume el control de tu economía, no te dejes llevar por las circunstancias.
  3. Principio elemental para la seguridad financiera: gasta menos de lo que ingresas.
  4. Destina una parte de tus ingresos al ahorro.
  5. Ajusta tu presupuesto. Casi siempre hay margen para recortar algunos gastos.
  6. Planifica: establece objetivos concretos y haz un plan de ahorro para alcanzarlos.
  7. Revisa tu plan cada cierto tiempo, para adaptarlo a los cambios.
  8. Mantén una cantidad de dinero disponible por si surge algún imprevisto (fondo de emergencia).
  9. Controla tus deudas. Los préstamos tienen costos. Piensa bien antes de pedir un préstamo, por baja que te parezca la cuota mensual.